Hoja por Hoja
Hace varios meses, el presidente Felipe Calderón recomendó, sugirió y ordenó, que no se hablara mal de México en el extranjero. El mensaje iba dirigido a embajadores, cónsules, empleados de la diplomacia; funcionarios que viajan al extranjero (secretarios, diputados, senadores, etc.). También a personas comunes y corrientes: turistas y hombres de negocios. En el fondo, el titular del Ejecutivo Federal coartaba la libertad de expresión, pero era comprensible como cuando un jefe de familia o el ama de casa recomiendan a los hijos: “la ropa sucia se lava en casa”.

Pero el presidente Calderón ha sido uno de los primeros en romper la regla. Lo peor del caso es que lo hizo públicamente, en la Universidad de Stanford, California, disfrazado de académico: con toga y birrete. Ahí se lanzó contra el viejo régimen, contra el PRI, señalando que los setenta años del tricolor se caracterizaron por la intolerancia, la matanza de estudiantes, la antidemocracia, la prohibición de celebrar conciertos de rock, la corrupción… y muchos otros defectos muy mexicanos, muy priistas, pero sobre todo, muy de políticos mexicanos de ayer, de hoy y de siempre. Dijo que en esa época no había presidentes, gobernadores, alcaldes, senadores y diputados que no fueran del PRI de manera absoluta.

El licenciado Calderón omitió decir que desde finales de la década de 1940 hubo diputados panistas, luego hubo los famosos “diputados de partido”, para terminar con la reforma política de los ochenta, cuando ya aparecieron legisladores de representación proporcional. También se le olvidó que fue el PRI precisamente, el partido en el poder que permitió el tránsito democrático; que reconoció la derrota en 2000 y que ya para entonces el PAN y el PRD gobernaban en muchos estados y en el Distrito Federal.

El señor Calderón recordó las masacres de estudiantes (no quiso mencionar el 2 de Octubre de 1968 o el 10 de junio de 1971). Sin duda tenía razón (le faltó la persecución a los maestros, ferrocarrileros, médicos, entre otros desatinos).

Pero además, Don Felipe culpó a los fabricantes de armamentos gringos de las muertes acaecidas en México, como si la manufactura de metralletas y municiones tuviera la etiqueta de matar mexicanos. Omitió decir que casi el 100% del armamento del Ejército y la Marina es comprado en Estados Unidos. Como quien dice ¡Malditos gringos, venden armas a los dos bandos! Irónico ¿Verdad?.

Pero Calderón debió, en congruencia con sus ordenanzas, hablar de cosas como las siguientes: la creación del Banco de México, del Banco Ejidal, de Nacional Financiera y de la Comisión Nacional de Irrigación, realizadas por el creador del PNR/PRI: Plutarco Elías Calles (ese mismo, el malvado).

También que el petróleo fue nacionalizado en 1938 por otro PMR/PRI: Lázaro Cárdenas, que también fundo el Instituto Politécnico Nacional en 1937. Y que Manuel Ávila Camacho, del PRI, fundó el IMSS (seguro social en 1943). También que un discutido priista, Miguel Alemán, fundó la Ciudad Universitaria.

Otras curiosidades: México ha sido el único país del Tercer Mundo que ha organizado los Juegos Olímpicos en 1968, por iniciativa de un afamado del PRI: Adolfo López Mateos (aunque le tocó a Díaz Ordaz la celebración). También, México, tercermundero, ha organizado exitosamente dos (2) campeonatos mundiales de futbol (1970 y 1986), por obra y gracia y en tiempos del PRI.
Anonymous

Li

18 Oct 2012 - 12:02 pm

Hola encontre en el sic información sobre ustedes pero la dirección electrónica me remite a esta página ¿dondé puedo saber más de su publicación? Gracias

Anonymous

Ja

15 Jul 2012 - 03:44 pm

hola

Anonymous

L

09 May 2012 - 01:06 pm

Y LOS LIBROS!?

Anonymous

Paty

25 Jul 2011 - 03:44 pm

¿qué opinan acerca de la edición de libros digitales

Anonymous

Anónimo

06 Jul 2011 - 11:31 am

Anonymous

Hola

18 Jun 2011 - 11:36 pm

Que pedo?

Anonymous

Jorge

02 Jun 2011 - 08:01 am

hola. y ahora?

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2014 Hoja por Hoja

135155